jueves, 16 de enero de 2014

Te buscaré incluso en otra vida

Después de meditar sobre lo que debía hacer, quedé con él. Como siempre se alegró de verme, era algo que necesitábamos diariamente. Nos habíamos convertido en una marca de heroína el uno por el otro.
Quedamos en la habitación del hotel, esa habitación disfrazada de un placer prohibido del que habíamos gozado. Sharem percibió en mi rostro la evidencia de que algo no iba bien, mi mirada que siempre transmitía luz, esta vez tenia  un no sé que oculto que le hizo sentir inseguro y asustado.
Tragué saliva para deshacer el repentino nudo que se me había formado en la garganta, con todo el dolor de mi corazón teníamos que decirnos adiós, debía darle una oportunidad a mi matrimonio y no podía proyectar mi energía con dos personas en mi corazón. Mientras conversaba con él, mis lágrimas se deslizaban suavemente impregnando el ambiente de una contagiosa melancolía. Él continuaba atento a mis intermitentes explicaciones, sin perder detalle, sin desviar la mirada. 

Deseaba volver a ser suya por última vez. Necesitaba ver como sus ojos me entregaban su alma indefinidamente mientras me hacia el amor. Antes de llegar a mi vida ya lo conocía, había estado siempre en mi alma y en mi mente pero él no lo sabía. Me entregué a él y nuestros cuerpos se fusionaron en uno  impregnados de una pasión desmedida y unos sentimientos desbordados. Cerré los ojos y permanecí en ese estado de felicidad embriagadora mientras le susurraba al oído:  -todo irá bien Sharem- y mentía. Mentía porque sufriría cada vez que alguien pronunciara su nombre, cada vez que otras manos calmaran mi deseo, cada vez que lo viera sin poder decirle un TE QUIERO. Parpadeé mis ojos para no llorar mientras apretaba la mandíbula, abrí la puerta de la habitación y me marché. Al llegar al coche miré por la ventana, quería verlo por última vez y recordar esa imagen. Apoyé mis manos y cabeza en el volante y lloré amargamente.

 De vez en cuando intentamos coincidir y cuando nuestros ojos se cruzan con anhelo, todavía siento esa excitación que sólo él es capaz de provocar en mi cuerpo. Y mientras las comisuras de nuestros  labios se estiran  para moldear una íntima sonrisa  él todavía se  pregunta porqué no me quedé con él, es entonces cuando me pierdo en  sus ojos e imagino  con dulzura como esperaría una eternidad por él para encontrarnos en otra vida; con otros cuerpos, sin miedos, sin obligaciones, quizás entonces tengamos la oportunidad de vivir esa vida que nos robaron en esta.

                                                        



Es el principio del final de una historia envuelta de pasión, erotismo, países exóticos y romanticismo. Cuantas veces se toman decisiones que aunque son las más correctas, no son las más acertadas después de cometer una locura para hacer algo interesante!! Espero que os haya gustado y como siempre.... me encantaría leer vuestros comentarios. Un besazo!!!
                                                             

13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro de que te guste Tomás . Un saludo.

      Eliminar
  2. Qué historia más preciosa, hace latir el corazón! Me encanta Elia, sigue escribiendo eres una Artistaza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmmmm ja et trobava a faltar!!!! Un petó molt gran.

      Eliminar
  3. Una historia muy bonita y muy real! Felicidades, me ha encantado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moltes gràcies MIreia. Me alegro de que te guste y como bien dices, muy real para mucha gente. Un beso

      Eliminar
  4. Segueix escribint........no ho deixes mai carinyet!!! ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa!! M'alegra veure't pel blog. Un petonàs molt gran.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...